Aplicación del sérum hialurónico puro en el cutis

Los beneficios del ácido hialurónico son un hecho. Ya sea en el segmento de la Medicina, donde se emplea para paliar dolencias en articulaciones, o en Estética, como tratamiento para la piel, su efectividad está contrastada. No en vano, nuestro cuerpo lo genera y supone un elemento clave para la hidratación y la adaptación a las alteraciones de la propia piel.

Según envejecemos, vamos perdiendo nuestro ácido hialurónico y empiezan a dibujarse las primeras arrugas en el rostro. De ahí que sea recomendable el uso de sérums capaces de otorgar a la piel una hidratación y un brillo que no solo mejoren su aspecto, sino también su vitalidad.

La solución: Sérum Hialurónico Puro

Los tratamientos para la piel son muy variados, pero no todos tienen la misma capacidad de incidir en su objetivo como el Sérum Hialurónico Puro. Y ese objetivo no es otro que ejercer una acción profunda contra las arrugas al tiempo que hidrata la piel, logrando otorgarle un brillo mayor. Es decir, consigue una acción completa antiaging.

¿Qué supone esto? Que hablamos de un sérum de uso diario capaz de proteger la degradación celular, evitar la pérdida de agua en la piel y mejorar su elasticidad. Y es que, gracias a las investigaciones del equipo Bimaio, este sérum aporta todos los beneficios del ácido hialurónico sin necesidad de inyecciones.

¿Para qué tipo de pieles?

Una de las características del Sérum Hialurónico Puro es que beneficia a todo tipo de pieles. No importa en qué estado se encuentren y cuál sea su tipología, el tratamiento con este gel de textura sumamente ligera les beneficiará.

Por poner un ejemplo, está especialmente indicado para pieles grasas y acnéicas, dado que les aporta mucha hidratación. De ese modo, las equilibra y evita su enrojecimiento; al tiempo que rellena las arrugas desde su interior.

¿Cómo se usa el Sérum Hialurónico Puro?

En primer lugar debemos comentar que se nota su efecto a corto y largo plazo. Es decir, no se tarda en observar sus resultados, pero si se tiene constancia, estos serán mucho mejores a la larga. Asimismo, se recomienda su uso a partir de los 30 años, ya que es cuando nuestra piel comienza a sufrir las consecuencias del paso del tiempo.

Dicho esto, pasemos al modo de aplicación, del que podemos apuntar que resulta sumamente sencillo. La primera recomendación es utilizarlo por la noche, justo antes de ir a dormir y después de haber llevado a cabo una cuidada limpieza de cutis, ya sea con algún tónico o utilizando leche limpiadora.

Además de que es el mejor instante para que la piel absorba sus propiedades, hay que tener en cuenta que solo se aplica una vez al día y que, como es obvio, no se puede utilizar maquillaje después de dicha aplicación. De ahí que la noche sea el momento idóneo.

En cuanto al modo de aplicar este sérum, se utiliza una pequeña cantidad sobre las zonas en las que queramos incidir y se masajea suavemente hasta su total absorción. De esta manera actuará en las diferentes capas de la epidermis con la finalidad de que aporte todo aquello que la piel requiere: suavidad, regeneración, hidratación y, claro está, rejuvenecimiento.

Tres tipos de ácido hialurónico

Si por algo destaca este producto es porque contiene los tres tipos diferentes que hay de ácido hialurónico, lo que hace posible unos resultados óptimos sin necesidad, como hemos señalado anteriormente, de utilizar inyecciones subcutáneas.

Respecto a los tres tipos citados, estas son sus características.

Ácido Hialurónico de elevado peso molecular. Es aquel que permanece en las capas más superficiales de la epidermis. Como contrapartida, ofrece una gran capacidad hidratante , así como un fuerte efecto alisador de arrugas. A esto hay que añadir que impide la deshidratación. Para ello, forma una película como si de una segunda piel se tratara, con la que evita la pérdida de agua.

Acido Hialurónico de medio peso molecular. Este tipo se distingue por captar las moléculas de agua de la dermis, consiguiendo con ello un efecto “esponjado”. Esto, a su vez, provoca que la hidratación sea inmediata y que haya una reducción visible de las arrugas. Y es que, al hidratarse, estas se rellenan.

Ácido Hialurónico de bajo peso molecular. En tercer lugar, el sérum incorpora este tipo de ácido hialurónico, que es capaz de llegar hasta las capas más internas de la epidermis. Como se puede suponer, este hecho provoca que tenga un efecto anti-arrugas y anti-edad más pronunciado. A fin de cuentas, una de sus principales funciones pasa por retener el agua en la matriz intercelular del tejido conectivo. Esta capacidad de retención es la que contribuye de manera significativa a la elasticidad de la piel. Y esto se traduce en ralentizar su envejecimiento y mejorar sus propiedades viscoelásticas. No en vano, es capaz de rellenar las arrugas desde el interior y reducir aquellas que son más profundas, además de las conocidas como “patas de gallo”.

Para finalizar, hay que añadir que el Sérum Hialurónico Puro no contiene ni parabenos, ni perfume, de modo que se presenta como su propia denominación indica: puro. De ahí que suponga un tratamiento perfecto para cualquier tipo de piel, con especial incidencia en las que padecen deshidratación y tienen cierta tendencia a enrojecerse. Y claro está, para todas aquellas que empiezan a mostrar los signos de la edad, pues el ácido hialurónico supone una apuesta segura como remedio anti-envejecimiento y anti-arrugas.

Así ha de aplicarse el sérum hialurónico puro en el cutis
Así ha de aplicarse el sérum hialurónico puro en el cutis

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepte su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies