PIEL GRASA

Este tipo de pieles produce sebo en exceso, y este se acumula junto al maquillaje y otras impurezas del ambiente obstruyendo tus poros. Por eso, el objetivo de la limpieza en este caso será liberar los poros para que puedan respirar.

  • Los productos que mejor les funcionan las aguas micelares y termales. También están recomendados los limpiadores con ingredientes astringentes como extractos de té verde o lavanda, que no lleguen a resecar la piel.
  • Echa el agua micelar en un disco de algodón y aplícalo a toquecitos por la cara. Sin fricción para evitar que la piel se irrite.
  • Limita la limpieza dos veces al día, mañana y noche. Será suficiente para eliminar la suciedad, y un mayor número de limpieza hará que nuestra piel genere más sebo.
  • Puedes aplicar un tónico suavemente o una crema hidratante recomendada para tu piel, que no tengan una base oleosa para no aumentar los brillos.

PIEL SECA

En este caso, la piel se presenta menos elástica, más tirante y, en muchas ocasiones, tiende a picar, por eso, requieren productos con ingredientes naturales y humectantes que mantengan una película de hidratación.

  • Los más recomendado son las leches limpiadoras y aceites bifásicos, que eliminan las imperfecciones y evitan la sensación de sequedad en el rostro.
  • Recuerda lavar tu piel con agua fría, para favorecer la hidratación natural.
  • La limpieza por la noche es importante para eliminar la suciedad acumulada a lo largo del día. Además, es la mejor forma para preparar nuestro rostro para aplicar después una crema hidratante. 

PIEL MIXTA

Si tienes la piel mixta, lo mejor es utilizar productos que sirvan para este tipo de pieles, de esta forma te será más fácil tratar ambos aspectos.

  • Limpia tu rostro dos veces al día, en cada limpieza puedes enfocarte en una zona, siempre enjuagando con agua fría.
  • Por la mañana cuida las zonas grasas, especialmente la zona T (frente, nariz y berbilla) para prevenir la acumulación del maquillaje, polución y otra suciedad del entorno.
  • Recuerda aplicar hidratación por la noche para así calmar las zonas secas.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepte su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies