Hábitos saludables:

Como siempre, lo principal es llevar unos hábitos de vida saludable, comer bien y hacer deporte. Y en cuanto a esto último, si todavía no has empezado con la operación bikini, no te preocupes. Ponte las pilas y dedica unos minutos del día a hacer una serie de ejercicios de tonificación. Desde casa y con pocos materiales puedes conseguir grandes resultados, las sentadillas o subir y bajar las escaleras de tu portal pueden ser la clave. 

Exfoliación

Los cambios de estación y clima y muchos otros factores externos pueden generar texturas ásperas e irregulares en zonas que durante el invierno no enseñamos, como los brazos o las piernas. Con un tratamiento exfoliante como IO-SKIN corporal body conseguiremos eliminar las células muertas y adquirir un aspecto más sano, suave y terso. Además, esta es la mejor manera de preparar la dermis para recibir otros tratamientos o incluso la luz solar del verano (¡aunque recuerda utilizar siempre protección!).

Cremas que son aliados:

  • Anticelulíticas para eliminar la piel de naranja. Si combinamos esta fórmula con los ejercicios de tonificación, pronto veremos cómo se redefine nuestra silueta.
  • Antiestrías, porque estas marcas tampoco nos hacen ninguna gracia, nuestra crema antiestrías es perfecta para difuminarlas y reafirmar la piel de las zonas afectadas.
  • Hidratantes que combatan ese aspecto seco y agrietado, y que te ayuden a crear una barrera protectora que mantenga más tiempo la hidratación natural de la ducha.

Aplícalas después de una ducha fría y con un masaje, las dos cosas te ayudarán a mejorar la circulación y a que estas cremas se absorban mucho mejor.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepte su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies