Los días de frío no son buenos aliados para nuestra piel, ya que se ve expuesta a una mayor sequedad y deshidratación. Y aunque podamos pensar –erróneamente– que la ropa de abrigo la salvaguarda de los agentes externos, debemos poner atención para evitar hacerla sufrir de un modo innecesario. De ahí que sea recomendable seguir una serie de consejos para cuidar la piel en invierno y mantener la hidratación.

Efectos del frío

Pero antes echemos un vistazo a lo que la estación más fría del año puede provocar en nuestra piel. Los principales efectos son, como hemos apuntado, una mayor sequedad y deshidratación, provocada por los continuos cambios de temperatura –especialmente cuando entramos a cualquier estancia cálida (hogar, lugar de trabajo, transporte público…) desde la calle–, por los ambientes secos que provoca el uso de las calefacciones y, claro está, por el frío reinante, que si viene acompañado de viento y se suma a la contaminación, provoca un mayor sufrimiento de la piel.

No son los únicos, ya que una continua exposición al frío y al viento es capaz de causar picor y enrojecimiento, que a su vez puede llevar a alguna patología como eczemas o dermatitis.

Como es evidente, estos riesgos aumentan en aquellas zonas que están más expuestas, como son el rostro, los labios y las manos. De modo que hemos de proporcionarles un cuidado extra con productos que aporten una mayor nutrición para la piel. Por poner un ejemplo, los labios tienden a resecarse y agrietarse con facilidad en esta época del año. Nuestro acto más reflejo es humedecerlos con la lengua, pero eso no mejorará la situación, sino que será conveniente tratarlos con algún producto preparado para tal misión.

A la hora de encontrar soluciones que menoscaben el efecto del frío invernal, la primera que encontramos pasa por buscar productos que aporten un extra de nutrición a la piel e incorporarlos a la rutina diaria, tanto de día (para proteger la piel), como de noche (para repararla). En este sentido, en BIMAIO recomendamos estos productos especialmente pensados para que tu piel no sufra con las inclemencias del clima

Hidratación en profundidad

Crema facial hidratante antiedad: esta crema devuelve la hidratación, elasticidad y la firmeza logrando un acabado sedoso gracias a su rica textura. Gracias a sus activos lograrás una hidratación en profundidad:

  • Ext. De Pepino: gracias a su contenido en agua mantiene la piel hidratada. Además, ayuda a reducir las arrugas, manchas y otros signos de la edad.
  • Novhyal: esta molécula aumenta la producción de ácido hialurónico, elastina y colágeno.
  • Betaína: promueve la hidratación profunda fijando el agua y reduciendo así la sensación de sequedad, irritación y fortaleciendo la barrera de la piel que favoreciendo la regeneración cutánea y estimulando la formación de colágeno.
  • Ext. De Malva: absorbe y retiene el agua mejorando notablemente la flexibilidad de la piel.
  • Hidroviton: Hidrata y regula el mecanismo de humectación para adecuarse a los distintos grados de humedad exterior.
Crema hidratante y aqua hydra serum

Aqua Hydra Serum: es un sérum de textura ligera y de fácil absorción recomendado para pieles deshidratadas. Gracias a sus activos además, lograrás reducir las arrugas y lograr un acabado suave y sedoso en la piel:

  • Hydromanil: Captura y retiene el agua aportando una hidratación inmediata a la piel.
  • Ácido Hialurónico de elevado peso molecular: Posee una capacidad hidratante extraordinaria y un fuerte efecto alisador de arrugas. Su efecto hidratante es mayor formando una película fina sobre la piel que impide su deshidratación.
  • Fucogel 1,5P: 2 en 1 hidratación: acción a corto y medio plazo, forma una película para la piel dejando un tacto sedoso.

Elixires reparadores

Elixir VitaRepair: es un elixir regenerador hidratante y calmante para pieles irritadas y afrontar cualquier efecto provocado por las bajas temperaturas propias del invierno. También se caracteriza por proporcionar luminosidad a la piel, apoyándose para ello en una fusión de aceites naturales:

  • Aceite de rosa mosqueta, capaz de reparar y regenerar la piel.
  • Aceite de argán, gran hidratante que combate eficazmente la sequedad de la piel.
  • Aceite de caléndula, encargado de relajar y aliviar las rojeces que provoca el intenso frío.
  • Aceite de jojoba, que promueve la hidratación.
  • Aceite de geranio, elemento clave para tonificar y cicatrizar.
  • Aceite de rosa damascena, propiedades reafirmantes y antioxidantes.
hidratación con Elixir Ligthrepair BIMAIO

Elixir LightRepair, especialmente indicado para su uso nocturno. Su misión es rejuvenecer, iluminar, hidratar, despigmentar y mantener la firmeza de nuestra piel. Para ello se apoya en una composición que incluye los siguientes elementos:

  • Vitamina C, capaz de mejorar el aspecto de la piel envejecida, antioxidante muy potente.
  • Gingko Biloba, con un potente efecto antioxidante que neutraliza los radicales libres responsables del envejecimiento, favoreciendo la microcirculación de los tejidos.
  • Boerhavia Difussa, un despigmentante inteligente que reduce las manchas al tiempo que aclara el tono de la piel de un modo uniforme.
  • Proteínas de seda, encargadas de potenciar la suavidad y la hidratación de la piel
  • Ácido láctico, que la rejuvenece y ayuda en la eliminación de sus manchas.

Rutinas recomendadas

Además de utilizar los productos más adecuados para el cuidado de nuestra piel, hay otros consejos que debemos tener muy en cuenta si queremos mantenerla saludable, a saber:

  • Beber agua. Aunque pueda parecer algo obvio, debemos beber tanta agua como en las épocas más calurosas, pues ayuda a que la piel se encuentre más hidratada.
  • Dieta variada. Nuestra alimentación ha de ser equilibrada, dado que se refleja en el estado de nuestra piel. Optar por comidas demasiado grasas no es lo más adecuado si deseamos que tenga un aspecto sano.
  • Eliminar hábitos poco saludables como la ingesta de alcohol y el tabaco, ya que en ambos casos la piel sufre innecesariamente.
  • No abusar del agua muy caliente cuando tomemos una ducha o un baño.
  • Proteger las zonas más expuestas con ropa de abrigo, como es el caso de los guantes, los calcetines cálidos, las bufandas, los gorros e incluso las orejeras.
  • Controlar la calefacción para que no haya un ambiente demasiado reseco en casa. Y si es necesario, utilizar humidificadores.
  • Y no olvidar la protección solar al practicar deportes al aire libre o en cualquier otra actividad. En esta época del año hemos de tener un especial cuidado con nuestra exposición al sol. No solo hay que utilizar protector solar y gafas cuando vamos a la nieve, sino que su uso debe normalizarse. No porque los rayos sean menos calientes, dejan de incidir sobre nuestra piel. De hecho, es en esas agradables jornadas soleadas de invierno cuando corremos un mayor riesgo si no nos protegemos adecuadamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

y disfruta de un

 

-5%

en tu próxima compra en BIMAIO.COM

Tienes derecho a acceder, suprimir y ratificar los datos y derechos ante Bimaio.com, como se explican en la política de privacidad